La figura del asesor legal en la empresa

El marco legal complejo y cambiante en el que nos encontramos hace que la figura del asesor legal sea fundamental en cualquier empresa, sea cual sea su tamaño. Disponer de asesoramiento especializado nos ahorrará futuros problemas legales, pues es bien cierto que el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento. El hecho de no contar con un buen asesor legal podría hacer que nuestro negocio se viera envuelto en conflictos de carácter legal como demandas civiles, laborales o indemnizaciones por parte de la Administración Pública.

Cabe destacar que la función del asesor legal no es la de resolver problemas, sino la de prevenirlos y actuar con proactividad. El principal problema de las empresas es que se acude a la asesoría legal en el momento en que se presenta algún problema, cuando lo ideal sería que la asesoría acompañara a a la empresa desde su formación.

 

¿Por qué contratar un asesor legal para la empresa?

Como decíamos, la figura del asesor legal es de suma importancia en cualquier negocio. A continuación detallamos las razones por las cuales una empresa debería contratar un asesor legal desde su inicio.

  • Obtención de asistencia legal en cualquier rama del derecho
  • Disponer de representación jurídica en caso de incidencias
  • Minimización de cargas fiscales y tributarias
  • Eliminación de futuras contingencias
  • Seguridad jurídica frente a la relación con clientes, proveedores y trabajadores
  • Correcta actuación frente a la Administración Pública
  • Etc.

En definitiva, un asesor legal facilita todos los trámites y actuaciones de la empresa, minimiza futuros inconvenientes y hace que sobreviva mejor en su entorno. Si usted está buscando un asesor legal de confianza para su empresa, puede contactar con nosotros. Le ofreceremos toda la información que necesita.

 

¿Qué funciones puede tener un asesor legal de un negocio?

La actividad de un asesor legal y jurídico en la empresa es muy diversa. Destacamos algunas de las principales acciones de un profesional en asesoramiento legal.

  • Asesoramiento legal en la creación, gestión y disolución del negocio.
  • Defensa de los intereses de la empresa en cualquier procedimiento judicial.
  • Resolución de problemas legales con clientes, proveedores y trabajadores.
  • Redacción y gestión de informes jurídicos de la empresa
  • Planificación en el ámbito de las obligaciones fiscales y tributarias.
  • Asesoramiento en relación a derechos de propiedad intelectual e industrial.
  • Asesoramiento en materia de cualquier derecho empresarial.

Estas son solo algunas de las funciones que un asesor legal puede desarrollar en el negocio, independientemente de su tamaño. Si todavía no dispone de un asesor legal en su empresa, por favor, contacte con nosotros.